Los sorbos de esta copa

Ya corre la pelota, hace varios días, y no se ha paralizado el mundo, pero sí millones de almas futboleras, que ven en este deporte no sólo una pasión, sino un bálsamo para depres personales y colectivas, un pa...