Dice César Hildebrandt en un texto publicado en la revista Talleres de Comunicación (1983), titulado Así preparo una entrevista, que “un periodista debe tener selectos libros de cónsulta en que apoyarse”. La afirmación es lógica y correcta.

Cualquiera que conozca a más de dos reporteros, sabe que además de estar pendientes de conseguir más información para los temas que trabajan, también andan a la caza del último libro que recopila los mejores trabajos de su héroe periodístico. Es una forma de encontrar una brújula en medio del trabajo de redacción. Es una manía también, pero útil. La mejor manera de conseguir inspiración, de encontrar modelos. Diseccionamos lo que escriben los mejores para aprender. Somos carniceros ávidos por conocer ‘el método’.

Que salió el último libro de Leila Guerriero con sus mejores perfiles, pues nos ponemos tras la pista de esa publicación. Que viene Alberto Salcedo, con una docena de sus libros de crónicas, pues allá vamos, abran paso por favor. No dejamos en paz ni a los veteranos. “Reeditaron las novelas de no ficción de Gay Talese”, avisa alguien, y de inmediato nos ponemos en la cola para ver esos trabajos, como geeks que esperan la última maravilla en pantalla táctil de Samsung o BlackBerry. Todo esto está muy bien. Como en cualquier otra profesión necesitamos de héroes. ¿Pero cuántos paladines hemos perdido sin darnos cuenta? Veamos. Hildebrandt decía que uno de sus maestros fue Alfonso Tealdo. ¿Qué quién es Tealdo? He allí el problema.

Alfonso Tealdo Simi fue quizá el mejor periodista peruano de las décadas del 50, 60 y 70. Reportero, director de programas informativos en TV, pero sobre todo entrevistador. En 1958, el año en que Tealdo dejó la radio para pasar a la televisión, se editó en Estados Unidos un libro que recopilaba las entrevistas de un gran entrevistador norteamericano: Mike Wallace. Era una edición rústica pero hecha con la dedicación que requería el brillante trabajo de Wallace. Llevaba el nombre de Mike Wallace Asks (Mike Wallace pregunta), y recogía algunas de las entrevistas que había realizado para dos programas de televisión: Night Beat, para la cadena WADB, y The Mike Wallace Interview, para ABC. Todavía no había llegado la consagración de Wallace con 60 minutes en CBS, pero su trabajo ya se había inmortalizado en un libro. Con los años, vinieron otros libros más, en los que el mismo Wallace contaba cómo habían sido sus encuentros con los centenares de personajes que había entrevistado. Y en 2007, The University of Texas at Austin compartió en internet los videos de 65 entrevistas realizadas por Wallace entre 1957 y 1958. Era un homenaje moderno para un periodista de la vieja escuela.

Tealdo nunca tuvo la oportunidad de ver su trabajo inmortalizado como Wallace. La mayoría de entrevistas que hizo en televisión se han perdido. Como ha contado una de sus hijas, este material está olvidado en el Coliseo de Amauta -que Panamericana Televisión usa como depósito- a merced del polvo y la humedad. Él, que inventó el formato de la entrevista áspera y frontal en la TV peruana, con espacios como Ante el púbico, Mesa Redonda, Pulso y Tealdo pregunta (un segmento del informativo 24 Horas), que fue temido por sus interlocutores, es prácticamente un desconocido para las generaciones de jóvenes reporteros. En diciembre del año pasado, el profesor y periodista Juan Gargurevich (maestro en la PUCP y en San Marcos), inició una serie de conversatorios sobre el legado de diferentes periodistas. El primer personaje de este ciclo fue Tealdo. De aquella charla, salió un anuncio interesante. Si bien es cierto que no hay posibilidad de rescatar el material televisivo de Tealdo, Gargurevich y otro grupo de entusiastas están recopilando los mejores textos que dejó en su paso por el periodismo escrito para convertirlos en un libro. Allí estarán sus entrevistas en el diario La Prensa, en las revistas Gala y Turismo, además de una selección de El Mirador, su famosa columna. Sí, será un homenaje. Un esperado reconocimiento que llega con muchos años de retraso.

[Publicado en la revista Carta Abierta N°4]

Sobre El Autor

Emilio Camacho

Periodista del suplemento Domingo del diario La República.

Artículos Relacionados