Un vaso de alcohol es muy poco, cien no son suficientes para calmar la sed de un borracho. Bajo esta premisa, el cine ha recreado las historias de estos hombres que no pueden soportar su vida sin una gota de licor. En Polvos te presenta algunos de ellos. ¡Salud!

  • El prisionero 13 (1933) Director: Fernando de Fuentes

En este film, considerado uno de los más importantes del cine mexicano, el alcohol tiene un papel significativo al inicio. El prisionero 13 cuenta la historia del coronel Julián Carrasco (Alfredo del Diestro), un militar que manda a ejecutar a su hijo, a quién no conoce porque su madre lo alejó de él por borracho cuando era un bebé. Tan solo en los primeros minutos de la película, el coronel se encuentra ebrio en dos ocasiones y con ganas de seguir libando.

  • Días sin huella (1945) Director: Billy Wilder

Lo que debería ser un fin de semana en el campo se convierte en una odisea marcada por la embriaguez para el escritor Don Birnam (Ray Milland). El protagonista se olvida de un viaje por tomarse unos tragos y este cambio de planes lo lleva a una aventura por comprar más licor. Fiel testimonio de los extremos a los que puede llegar un alcohólico, Días sin huella ganó cuatro Óscar, incluyendo el de Mejor película.

  • Candilejas (1952) Director: Charles Chaplin

Calvero (Charles Chaplin), un famoso comediante en decadencia, nunca pensó que su ebriedad le salvaría la vida a Terry (Claire Bloom), una bailarina de ballet. A partir de ese momento, él se encargará de cuidar a la chica y deja el trago. Pero tras una mala presentación, Calvero retoma su mala costumbre. “El problema es que estuve sobrio. Debí haberme embriagado antes de salir”, se excusa el protagonista sobre su performance.

  • Días de vino y rosa (1962) Director: Blake Edwards

Joey Clay (Jack Lemmon), un relacionista público, no puede prescindir de un Martini en el almuerzo, sin saber que este hábito lo conducirá al alcoholismo. Pero él no será la única víctima de su adicción. Kirsten (Lee Remick), su
esposa, caerá en el mismo problema. Sus continuas borracheras provocan que su casa se incendie y pierdan sus trabajos. A pesar de estos reveses, ellos aún se aman, pero la vida les pondrá a prueba para demostrar si son capaces de seguir juntos sin embriagarse.

  • El vuelo (2012) Director: Robert Zemeckis

La advertencia “Si toma, no maneje” parece no ir de acuerdo con el experimentado aviador William Whitaker (Denzel Washington). Sin embargo, este personaje se ve en el ojo de la tormenta cuando, tras un accidente, se descubre que piloteó con unas copas encima. Con un juicio por delante, el capitán Whitaker se ve en la necesidad de erradicar todo rastro de licor, pero esto no será tan sencillo como lo planeaba.

[Publicado en la revista Carta Abierta N°3]

Sobre El Autor

Víctor Manriquez

Mantiene una relación amor-odio con el periodismo. Durante un año y medio se dedicó a estudiar las crónicas que Abraham Valdelomar escribió hace un siglo.

Artículos Relacionados